¿Qué es más beneficioso para la salud: ducharse con agua fría o caliente?

Si no eres muy caluroso o muy friolero, puedes sacarle partido a la ducha y usar la temperatura del agua para tu salud.

 

Ducharse con agua fría estimula las defensas

Cuando las temperaturas bajan, no hay nada que siente mejor que una ducha con agua bien caliente. Sin embargo, cuando el calor aprieta, giramos (incluso con desesperación) el grifo hasta las temperaturas más bajas. También hay personas que, independientemente de los grados que hagan en la calle, siempre quieren la misma temperatura. Además de la salubridad que representa en sí el hecho de pasar por la ducha, este rutinario acto puede tener otros muchos beneficios. Si cada vez que estás bajo la alcachofa entonas la voz y conviertes el baño en un auténtico karaoke estarás fortaleciendo tu sistema inmunológico pues cantar en la ducha es bueno para la salud. El momento del baño, dependiendo de si es por la mañana o por la noche es otro de los aspectos en los que se le puede sacar partido en beneficio de nuestra salud y de la temperatura del agua, también. Si no eres ni muy caluroso ni muy friolero, aprende a beneficiarte de los grados del agua.

¿Qué beneficios tiene ducharse con agua fría?

  • Estimula las defensas.
  • Previene resfriados.
  • Acelera el metabolismo.
  • Aumenta el estado de alerta.
  • Estimula hormonas que actúan contra la depresión.
  • Despeja la mente.
  • Evita la caída del cabello.
  • Reafirma la piel.

¿Qué beneficios tiene ducharse con agua caliente?

  • Relaja los músculos.
  • Alivia la migraña.
  • Disminuye la tensión y la hinchazón.
  • Reduce la ansiedad.
  • Remueva toxinas.
  • Ayuda a la descongestión nasal.
  • Abre los poros y limpia la piel.

Si ducharse solo con agua fría puede dar un poco de ‘vértigo’ en invierno puedes probar a terminar el baño con 30 segundos bajo el agua menor temperatura para beneficiarte de sus efectos positivos. Además, acompaña el baño de alguno de estos cinco aromas que calman el estrés y así podrás cuidar tu salud desde el cuarto de baño. En esta rutina, siempre hay que tener en cuenta no alargar las duchas en exceso, pues no hay que olvidar ahorrar de agua.

Noticia completa

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies