La ansiedad clínicamente significativa aumenta casi tres veces el riesgo de demencias en la población general de mayores

El estudio, realizado por investigadores de la Universidad de Zaragoza, se ha publicado este mes en el Acta Psychiatrica Scandinavica, una de las principales revistas internacionales de psiquiatría

 

Un nuevo estudio del Proyecto ZARADEMP ha documentado que la ansiedad “clínicamente significativa” aumenta casi tres veces el riesgo de demencias (denominados ahora “trastornos neurocognitivos mayores” por la American Psychiatric Association).

ZARADEMP, que desde hace más de dos décadas investiga la salud de los mayores de 55 años en una muestra representativa de la población general de Zaragoza, estudia estas enfermedades, que incluyen la más frecuente de ellas, la enfermedad de Alzheimer, y las demencias vasculares, representan actualmente una de las prioridades en la investigación médica internacional, por su frecuencia en los mayores, la discapacidad y dependencia que causan en las personas y la grave carga que pueden suponer para las familias y la sociedad en general.

El estudio, realizado por Javier Santabárbara, Raul López-Antón, Concepción de la Cámara, Elena Lobo, Patricia Gracia García, Beatriz Villagrasa, Juan Bueno-Notivol, Guillermo Marcos y Antonio Lobo, investigadores de los Departamentos de Medicina Preventiva y Salud Pública y de Medicina y Psiquiatría de la Facultad de Medicina, del Programa de Neurociencia del Instituto de Investigación Aragón y del CIBER de Salud Mental, se ha publicado este mes en el Acta Psychiatrica Scandinavica, una de las principales revistas internacionales de psiquiatría.

El trabajo se ha realizado en una muestra de 4.057 personas libres de demencia y de deterioro cognitivo en la primera “ola” del Proyecto ZARADEMP (el estudio de base), cuyos supervivientes se volvieron a examinar en dos nuevas “olas” del estudio, hasta los cuatro años y medio. En la “ola” de base se identificaron 91 personas con ansiedad “clínicamente significativa” (además de un grupo mucho más nutrido de personas con síntomas de ansiedad de menor intensidad o “subcasos”), de las cuales desarrollaron una demencia en el periodo de estudio el 7’7%, mientras en los individuos sin ansiedad sólo el 2’9% fue diagnosticado de demencia en el seguimiento. Esas cifras corresponden a tasas de “incidencia” (casos nuevos por 1.000 personas y año) de 20’2 en los casos de ansiedad “clínicamente significativa” y de 7’28 en los individuos libres de ansiedad, lo que significa una tasa casi tres veces superior en los primeros.

Noticia completa

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies